5 razones para estudiar inglés en Australia

Aprender un nuevo idioma en el exterior, es de las experiencias más enriquecedoras a nivel personal y profesional. Es un proceso educativo mucho más corto y conveniente, porque estás en contacto permanente con el idioma; y te permite, asimismo, explorar otras culturas a profundidad, a abrir tu mente, a respetar las diferencias y a crecer en muchos aspectos de vida.

Para aprender cualquier lengua extranjera, se necesita además de disciplina, ganas y consistencia; un ambiente donde lo puedas poner en práctica; y ésto lo logras, estudiando en un país donde su primera lengua sea el idioma de tu interés, y, por supuesto, en un lugar donde logres encontrar mayores beneficios para tu experiencia personal.


Inglés, se ha convertido en una de las lenguas más importantes a nivel global y aquí te exponemos 5 razones de por qué estudiar este idioma en Australia, comparado con otros destinos:

1. Multiculturalismo:

Australia recibe con un poco más de 500,000 estudiantes internacionales, de 180 nacionalidades diferentes cada año, para estudiar inglés como lengua extranjera.* Esto representa la gran oportunidad que tienes de practicar el idioma con personas de otras culturas; quienes, por las raíces de su lengua nativa, tienen acentos y estructuras de comunicación diferentes; garantizando que tengas un rico aprendizaje, un uso más diverso y una interpretación más amplia de la lengua.


*Australian Trade and Investment Commission

Además, Australia debido a su historia y gran influencia de población inmigrante, es un país que ha desarrollado una fonética particular del inglés; un poco más difícil de entender (dicho incluso, por angloparlantes nativos de otras nacionalidades). Este factor se convierte en un gran beneficio, porque logras desarrollar excelentes habilidades de comprensión, para poderlo usar en contextos multiculturales, tanto a nivel social como profesional.

2. Trabaja mientras estudias:

Estudiar en el exterior requiere, por supuesto, de una inversión económica; sin embargo, tener la oportunidad de cubrir tus gastos con un trabajo legal mientras aprendes o fortaleces el idioma, es una de las mayores ventajas que tiene Australia, en comparación con otros destinos como Canadá o Inglaterra.

Trabajar, tiene otros beneficios independientes del salario; la experiencia de practicar el idioma en ambientes profesionales, la facilidad de ampliar tu círculo social con personas diferentes a tus compañeros de escuela, la oportunidad de emplearte en oficios que te permitan adquirir nuevos conocimientos; e incluso, el chance de encontrar un trabajo en tu carrera, que permita desarrollar tu perfil profesional en el exterior.

No importa qué programa de inglés tomes en Australia, ser estudiante internacional en este destino, te permite trabajar medio tiempo, es decir, 40 horas quincenales mientras estudias; y tiempo completo durante las vacaciones.

3. Metodologías de enseñanza:

En casi todos los países del mundo, existen un sin número de instituciones que ofertan cursos de inglés por la creciente necesidad del idioma a nivel global. Y aunque éstas, pueden darte muy buenas bases; cuando estudias inglés en un país como Australia, tienes una inmersión diferente con la lengua.

En Australia, por ejemplo, la mayoría de escuelas ofrecen actividades extra curriculares, que te permiten interactuar y usar el idioma con tus compañeros de clase y profesores en otros espacios, diferentes a las aulas; como en cafés, playas, parques naturales, bares; y en muchas ocasiones, en sitios de interés turísticos de la ciudad donde estés; enriqueciendo al mismo tiempo, tu experiencia de conocerla.

Asimismo, hoy en día, la mayoría de instituciones, tienen una política de “English zone only” (Zona de sólo inglés) para garantizar y reforzar en los estudiantes su compromiso de usar en idioma al 100%, al menos mientras estén dentro de las aulas educativas.

4. Diversidad en los cursos de inglés:

En Australia además de estudiar inglés general para afianzar el vocabulario y gramática y obtener una comunicación fluida en la vida cotidiana; puedes elegir cursos especializados según tu proyecto de vida, como: inglés de negocios, Inglés con Propósitos Académicos (EAP); y preparación para exámenes internacionales de inglés con objetivos migratorios o de estudios superiores (TOEFL, PTE, FCE, TOEIC, OET).

Estos cursos a pesar de ser ofertados en tu país de origen, no suelen ser provechosos, ya que algunos de ellos tienen enfoques netamente teóricos; y muchas veces, no puedes practicar los conceptos aprendidos, fuera del aula.

Australia te permite afianzar todas las competencias del idioma, ofreciendo educación de alta calidad y con diversidad en sus programas educativos.

5. Enriqueces tu vida personal y profesional:

Estudiar inglés en Australia, un país tan lejano de América Latina, lugar de donde proviene la mayoría de estudiantes de Latinadvisor; permite la conexión con nuevas formas de vida, una cultura tan diversa e interesante, que seguramente cambiará por completo tu forma de pensar y de hacer las cosas.

Australia te abre las puertas para hacer uso de su idioma en contextos reales; practicándolo de manera natural, e incluso descubriendo amor por el mismo; algo que para muchos ha sido un reto en sus países de origen; y sólo empiezan a disfrutarlo y a hacerlo parte de su cotidianidad, cuando lo aprenden en un destino como éste.


Seguramente, después de terminar tu curso de inglés en Australia, no solamente tendrás un nivel muy avanzado del idioma; sino que habrás adquirido nuevas lecciones de vida y muy probablemente habrás encontrado nuevos caminos para orientar tu futuro.

“Viajar nos enseña a olvidar estereotipos, y a no a quedarnos con una historia contada por los demás.” Ahora es tu turno. ¡Aprende inglés en Australia y has parte de esta gran aventura!

Por: Jessica Pérez